Comunidad

Polaroid no quiere morir

Para la promoción del segundo taller online de .común, Latencia y revelación, nos hemos inspirado en la estética y el funcionamiento del sistema Polaroid. Quizás hayas visto en nuestras redes sociales videos en los que el logo de nuestro proyecto de educación a distancia y nuestros retratos aparecen lentamente, imitando el proceso de revelado de una tecnología con más de 70 años de existencia.

Haz click AQUÍ para conocer más sobre el taller online Latencia y revelación.

El método de revelado instantáneo fue presentado en 1947 por Edwin H. Land, fundador de la Polaroid Corporation. Fue esta compañía la que patentó las cámaras y las películas necesarias para la producción de imágenes fotográficas de revelado automático —el proceso tardaba menos de 60 segundos. Aunque otras empresas introdujeron en el mercado productos similares, este tipo de fotografías se conoce comúnmente como Polaroid.

La película instantánea se comercializó masivamente en distintos formatos, desde los 2,4 x 3,6 cm hasta los 50.8 x 61 cm, siendo el tamaño más popular el de 8,3 x 10,8 cm. La imagen es más pequeña, ya que está rodeada de un característico marco blanco.

En 1970, Land describió el futuro de su invento así: “… será como un teléfono, algo que utilizarás todo el día, en cada ocasión en la que no puedas confiar en tu memoria; una cámara que usarás tan seguido como un lápiz, tus anteojos…”. Vislumbró un futuro que se parece mucho a nuestro presente de teléfonos inteligentes y de producción furiosa de imágenes digitales.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de la tecnología Polaroid nos sorprende incluso hoy. El sistema de exposición controlada de la cámara determina la combinación adecuada de apertura, velocidad de obturación y, en algunos casos, flash, para lograr una correcta exposición. Hasta ese momento, solo existe una imagen latente en la emulsión de haluros de plata en el negativo. 

Seguidamente, la fotografía es eyectada, pasando entre dos rodillos que rompen la cápsula que almacena los químicos de revelado y fijado y los extiende como una ola sobre toda la superficie del negativo. El proceso de revelado comienza instantáneamente, y al cabo de unos segundos: Voilà! Simultáneamente, imagen y objeto.

¿Quiénes han usado Polaroid?

De acuerdo con la investigadora Sagrario Berti, el método estaba originalmente destinado a fotógrafas-os aficionadas-os, de allí que se asociara rápidamente al ámbito de lo doméstico. 

No obstante, fue empleado en las propuestas autorales de conocidas-os fotógrafas-os y artistas, tan diferentes como Andy Warhol o Walker Evans, y uno de nuestros favoritos: Lucas Samaras.

Sin ir más lejos, hace unas dos décadas, uno de los docentes de .común, no diremos quién, empleaba la Polaroid para la producción de autorretratos desnudo. Así evitaba la vergüenza de que alguien en el laboratorio lo viera.

—Era Beto Gutiérrez.

Lucas Samaras, “Panorama. March 28, 1983”

¿Qué pasó con Polaroid?

Como a toda la fotografía analógica, la digitalidad le pasó por encima. Desde 2001, Polaroid se ha declarado en la quiebra dos veces y ha sido vendida tres veces.

Sin embargo, muchas-os no quieren dejar que esta extraña y sorprendente tecnología desaparezca. En 2008, después de que Polaroid anunció el cese definitivo de la producción de películas de revelado instantáneo, tres personas, Florian Kaps, André Bosman y Marwan Saba, crearon The Impossible Project, cuyo objetivo era el de reanudar la creación y comercialización de estos insumos y fomentar la reparación de cámaras instantaneas. Alquilaron una antigua fábrica de Polaroid en Enschede, Holanda, y compraron toda la maquinaria subastada. La compañía ahora se llama Polaroid Originals y ha logrado resucitar los más populares formatos de película Polaroid.

En cualquier caso, la Polaroid sobrevive al haber inspirado nuestra relación actual con las imágenes, anunciando la fotografía con teléfonos celulares, el selfie, especialmente. De algún modo, las palabras de Land fueron proféticas.

El taller online Latencia y revelación comienza el 12 de agosto. Para más información: comunterritorio@gmail.com